Encuentre nuevas formas de conocer a los estudiantes donde estén. (comentario)

7 min read

Esto además de denunciar problemas de larga data como discusiones o acoso. Los estudiantes de hoy también están denunciando comportamientos problemáticos en el aula y en todos los aspectos de la vida estudiantil Katarina Halko/iStock/Getty Images Plus Durante los últimos cinco años. Se ha derramado tinta digital sin fin sobre cómo la Generación Z está remodelando el comercio, el trabajo e incluso la política. Pero en el nivel terciario Los líderes institucionales tienen poca experiencia sobre cómo la Generación Z está transformando sus colegios y universidades. Cada cohorte en crecimiento aporta experiencias que dan forma a las expectativas educativas. Sin embargo, no todas las cohortes asistirán a la universidad a raíz de la pandemia mundial. No todas las clases entrantes tienen que lidiar con cierres prolongados de escuelas secundarias y una crisis de atención médica. Los estudiantes de hoy viven en el campus después de años de aprendizaje a distancia y socialización presencial limitada. También lo hicieron en medio del movimiento por la justicia racial, la guerra de Ucrania y los conflictos en Medio Oriente. y un tenso año electoral en Estados Unidos. Historias destacadas populares Por un lado, esto ha intensificado la crisis de salud mental de los estudiantes. Hasta el punto en que todos los líderes institucionales deben reconocer la necesidad de nuevos y mejores recursos. No se trata sólo de hablar de buena salud. Pero también ha creado un grupo de estudiantes que son más expresivos que las generaciones anteriores. Esté más dispuesto a levantarse y apoyarse unos a otros. El mayor desafío que enfrentan los líderes hoy en día: escuchar estas voces de una manera que sea efectiva y mejore la vida en el campus. Manténgase activo y manténgase informado. y ganas de escuchar Una de las mayores señales de que el estudiante universitario de hoy espera más es su propensión a actuar. Los estudiantes están solicitando reuniones con los líderes del campus y reportando casos de mala conducta a mayor velocidad y con un alcance más amplio. Además de denunciar problemas de larga data como discusiones o acoso, Están denunciando conductas problemáticas en todo el aula y en cada rincón de la vida estudiantil. La generación actual está más comprometida a defender lo que cree que es correcto. que no es sólo una expresión Pero también se trata de cuidarnos unos a otros. Como señalaron recientemente los líderes del William Smith College de Nueva York, han visto un aumento innegable en los ensayos de solicitud. Centrándose en la salud mental personal de los estudiantes y la de sus compañeros, una encuesta de 2024 encontró que más del 80 por ciento de los estudiantes universitarios tienen dificultades emocionales hasta cierto punto. Para jóvenes que pasaron parte de sus años de formación en medio de la pandemia No es de extrañar que se tomen tan en serio protegerse unos a otros. Los estudiantes de hoy también son una población increíblemente informada. Mucha gente hace sus deberes cuando se trata de comprender las políticas del campus. (especialmente en lo que respecta a la libertad de expresión) que da forma a las conversaciones que están dispuestos a tener con los profesores y el personal. De alguna manera, esto crea nuevos obstáculos. ¿Cómo pueden los líderes comunicar y aclarar políticas de manera efectiva a un grupo de estudiantes que han crecido con acceso a la información con un solo clic? Esto es especialmente cierto en tiempos de tensión política o global. ¿Cuáles son las mejores formas de crear conversaciones productivas en el campus y compartir información con claridad? Porque los estudiantes reciben información completa Los ejecutivos y el personal deben estar aún más preparados para estas conversaciones. Los días de improvisar quedaron en el pasado. La forma en que afrontemos estos problemas moldeará las vidas de los futuros estudiantes. Reconsiderar el alcance del apoyo a los estudiantes Ya sea una crisis de salud, una guerra o una inestabilidad económica. Siempre habrá fuerzas mayores que darán forma a la experiencia universitaria de un estudiante. Abordar cada tema por separado no es sostenible. Los líderes de la educación superior deben pensar en grande e implementar cambios más holísticos para apoyar a los estudiantes actuales y futuros. Aquí hay algunas opciones a considerar: Examine su estructura organizacional. Cuatro años desde el inicio de la pandemia Obviamente, algunas personas con educación superior nunca volverán a ser como eran antes. Al entrar en el siguiente capítulo Los líderes institucionales deben evaluar si el personal y los recursos orientados a los estudiantes están organizados de una manera que refleje esta nueva realidad. En la primavera de 2022, por ejemplo, Texas Tech realineó la oficina del presidente. Uniendo los servicios estudiantiles y la vida estudiantil. Al mismo tiempo, integra un equipo de apoyo que se enfoca en todas las áreas académicas. Esta alineación de recursos está enfocada funcionalmente. En última instancia, esto crea un mayor compromiso para centrarse en las experiencias diarias de los estudiantes. tanto dentro como fuera del aula Cuantos más cuidadores tengamos para el éxito de los estudiantes, mejor. Cuanto más podamos apoyar su salud física, mental y emocional. Evalúe sus mecanismos de denuncia Es imposible diagnosticar, y mucho menos mitigar, los problemas en el campus. A menos que supieras que estaba sucediendo en primer lugar. ¿Están sus herramientas de informes actuales en diferentes ubicaciones? Depende del problema o no. Busque formas de consolidar y eliminar las conjeturas que impiden que muchos estudiantes compartan información o encuentren la ayuda específica que necesitan. Invierta en construir relaciones Alinear a su equipo y respaldar su proceso de presentación de informes es esencial. Pero cuando se trata de apoyar a las generaciones actuales y futuras de estudiantes, Nada es tan poderoso como una relación sólida. Es importante que los administradores de servicios estudiantiles identifiquen y establezcan puentes con los líderes estudiantiles en todo el campus. Preséntese lo antes posible para generar confianza a lo largo de su carrera universitaria. Y no dude en mantener y transformar esas relaciones una vez que se involucren nuevos administradores y líderes estudiantiles. Fomentar proactivamente estas relaciones hará que sea más fácil lidiar con conflictos futuros. tanto a nivel individual como a nivel grupal El éxito de los estudiantes no es algo que deba grabarse en piedra y olvidarse. Algunas variables siempre serán ciertas. Independientemente de la generación de estudiantes o del estado de los asuntos mundiales. Enfrentando nuevos desafíos académicos Construir una vida social lejos de la familia Teniendo en cuenta las futuras trayectorias profesionales Estos son hitos atemporales de la educación superior en las instituciones. Es necesario guiar a los estudiantes a través de él. Pero eso no significa que las estrategias y recursos que eran adecuados hace cinco o diez años funcionen ahora. Sin mencionar en el futuro Los estudiantes de hoy llegan a colegios y universidades con diferentes experiencias y visiones del mundo. Traen un nuevo conjunto de prioridades y expectativas al campus. Depende de nosotros encontrar nuevas formas. Para conocerlos donde están Matt Gregory es el Decano de Estudiantes y Vicepresidente de Vida Estudiantil de la Universidad Tecnológica de Texas.

You May Also Like

More From Author

+ There are no comments

Add yours